VOLVER

Consejos e ideas para situaciones cotidianas con niños pequeños

María José de Thovar.Value Kids

- ¿Me dejas el lápiz rosa?
- No, que se me gasta.
- Pues ¡Dame mi goma, que es mía y me la gastas!

Consejos e ideas para situaciones cotidianas con niños pequeños

Esta conversación la realizan niños desde los 3 años con diferentes objetos, de forma habitual. Ya tienen el valor del ahorro. Quieren conservar sus cosas, saben que cuando esos objetos se gasten, tendrán que esperar a conseguir otros iguales. Esa espera es muy importante educarla. Describo varios consejos muy sencillos y prácticos. Al final les ensañaréis a compartir y a ahorrar.

Enseñar a los niños a ahorrar y a manejar el dinero

Es tan importante como potenciar su inteligencia emocional. No se trata de convertirlos en genios de las finanzas pero sí de transmitirles las nociones básicas para que en un futuro puedan manejar su propia economía sin dificultades. Explica a tus hijos los precios, cómo se deben comparar los artículos y la calidad de forma correcta.
Crea un cuadro con los ingresos, gastos, utilidad y cuéntale qué es y para qué sirve cada cosa. De esta manera también aprenderá a ser organizado y responsable con sus cuentas.

Incluso, si ya hace preguntas al respecto, explícale qué es un negocio, cómo funciona. Indícale dos tipos diferentes de negocios que existen cuando vaya por la calle: talleres o tiendas (autónomos), hamburgueserías, ropa de marca famosa, etc. negocios más grandes que están en muchos sitios (franquicias). Sin profundizar, pero que reflexione sobre estos dos modelos de negocios

Aprender a gastar de forma inteligente

Hazle saber que no solo es importante saber cómo ganar dinero. Para ello, puedes darle una paga semanal y explicarle que no debe comprar por impulso, sino por necesidad, y que debe planificar las cosas que desea comprar, tanto a corto como a largo plazo.
Puedes pedirle que separe y guarde los vales de ofertas que dan en el folleto del supermercado. Así, cuando vayáis a comprar puedes encargarle que preste atención a esos vales y pedirle que busque los productos que tienen precios especiales de ahorro de la tienda. Cuando lleguéis a casa, enséñale los recibos y saca la cuenta de cuánto habéis ahorrado gracias a su ayuda.

Muéstrale las ventajas de crear un presupuesto

Hacer coincidir el dinero que ha ingresado con los gastos. Realiza la compra del convite de la fiesta de su cumpleaños. Habrá un gasto previsto máximo, que habréis puntualizado previamente. Tendrá muchas ideas: disfraces, piñatas… Él lo querrá porque lo ha tenido en casa de sus amigos. Pero si no llega el presupuesto, si quieres que tu hijo aprenda a ahorrar y sepa cómo manejar el dinero, nada mejor que dejarle participar en esos gastos. Puedes pedirle que contribuya con una pequeña parte de su paga semanal, desde el punto de vista económico su contribución será mínima pero será muy significativa desde el punto de vista psicológico.

Comprenderá que no se debe gastar, nunca, más de lo que tenemos. Explícale que a veces es normal tener algunas limitaciones por falta de dinero y que es importante aprender a pensar en ello sin sentirse frustrado. Puedes decirle que algunas personas tienen más dinero que otras y por eso hay quienes pueden permitirse algunas compras mientras otros no pueden hacerlo. De esta forma podrá comprender por qué algunos de sus amigos tienen cosas que él no tiene.

Los niños deben aprender a saber esperar

Deben desarrollar la práctica de la espera y la paciencia. ¿Os habéis fijado en las filas que hacen las aves migratorias cuando vuelan? Ahorran esfuerzos. Las aves más grandes vuelan en bandadas. El volar así les ayuda a reducir el consumo de energía. Vuelan en formación de V y los ahorros individuales de energía se han estimado en un monto total entre el 12% y el 20%. Es una idea que aporta paciencia a nuestra sociedad, nos ayuda a transmitir los valores naturales a todos. Con simples salidas al campo observaremos situaciones interesantes, las cuales también son información muy valiosa para ayudar a conservar el medio ambiente. Esto quiere decir que debemos enseñarles a actuar cuando no consiguen algo que quieren, y exigen de forma inmediata.

Predica con el ejemplo

Recuerda que tu hijo siempre está al tanto de tus comportamientos. En verano todos habrán visto por las playas de España que hay diferentes puntos con duchas públicas. Es muy desagradable ver que no se utilizan para quitar la arena del cuerpo: muchas personas lavan los juguetes de los niños, las sillas, los enseres personales. Es un gasto de agua sin límite. Hay otras formas de hacerlo. Por tanto, si tu hijo ve que gastas sin medida el agua, querrá imitarte. Hacerle recordar y pensar en aquello que vio le ayudará a recapacitar.

Jugar en casa

Podéis jugar en familia saliendo a comprar a las tiendas. En las aulas lo practicamos con ellos, enseñando el valor de las monedas y los billetes, realizando cambios en sus compras. Habitualmente los niños quieren que les compres algún capricho para comer, o un juguete. Deja que algunas veces pague tu hijo. Proponle que lo tenga que pagar con los ahorros de su hucha. Esta parte es fundamental, entenderá que tiene que saber cómo generar el dinero para comprar las cosas que quiere. No solo se trata de saber cómo ganarlo sino también de ahorrar y de conseguir que vaya aumentando. Así se diferencia entre deseos y necesidades.

El refuerzo positivo además, será mucho más eficaz si ‘pillas’ a los niños haciendo algo bien

Cuestiones obligatorias y adicionales. Debes dejar claro cuáles son sus obligaciones como miembro del hogar y cuáles serán las actividades adicionales. Por ejemplo, limpiar la casa o hacer recados, ayudar a un hermano en sus deberes, pueden ser tareas domésticas remuneradas.

Se necesita un poco de práctica pero cuando los padres se dan cuenta de los esfuerzos de los hijos, será muy beneficioso para fortalecer la relación entre padres e hijos y también la autoestima de los pequeños.

Los niños deben aprender a cuidar de sí mismos

No perder tiempo es ahorrarlo. Hay tiempo para todo. Clases, deporte, relación con familia, amigos, jugar, dormir suficientes horas…Esto puedes hacerlo mostrándoles un botiquín de primeros auxilios y su contenido. Cuando los niños se hacen heridas, es una buena opción que desde pequeños sepan cómo deben cuidarse y curarse.

Conversa acerca del valor de compartir lo que se tiene 

Siempre lo hacemos con objetos, libros y ropa. Es importante que tu hijo aprenda que las personas que tienen mayores posibilidades económicas deben ayudar a los menos favorecidos sin menospreciarlos. Una buena estrategia consiste en llevarlo a comprar algunos juguetes y luego ir a donarlos.

Photo by nuwatphoto on Envato


Una iniciativa de…
Value Kids es una iniciativa de Value School que siente la necesidad de inculcar y reforzar en nuestros jóvenes hábitos financieros saludables y de consumo responsable
Contacto
Jose Abascal, 45.
Planta Principal
28003 Madrid (España)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscríbete
Suscríbete a nuestra lista de correo y recibiras nuestras comunicaciones sobre nuestras actividades y eventos
Identifícate