VOLVER

Gracias, Mayte.

Pablo Yusta.

Mayte Juárez nos dejó hace un año. Fue una gran profesional, una magnífica compañera y una auténtica convencida de que la formación financiera es fundamental para hacer una sociedad más libre. Como no podía ser de otro modo, Mayte desarrolló un papel clave en la creación de Value School y de ValueKids. Sin su impulso y sus firmes convicciones, no estaríamos donde estamos.

Gracias, Mayte.

 

Un año ha pasado ya desde que te marchaste… Estoy seguro de que estarás bien y que te sigues preocupando por todos nosotros. Por aquí todo bien, vacunaron el otro día a mi padre y me acordé mucho de ti: es increíble la velocidad con la que se han conseguido desarrollar las vacunas, otro claro ejemplo de eso que siempre me decías que el ser humano está dotado de una intrínseca capacidad creativa que nos hace siempre progresar.

Después de este tiempo de pandemia, parece que poco a poco se acerca de nuevo la normalidad. Y para rematar, ¡los fondos value no paran de subir! Creo que estaríamos de acuerdo en que esta situación se merece una buena celebración como la de aquella noche de 2018 en Chicago, (ver foto del inicio del artículo).

En realidad, no te creas que me resulta sencillo escribir esto. Todavía no me hago a la idea de que no te vaya a volver a ver. Supongo que ya te la habrán hecho llegar, pero por si acaso te dejo por aquí la pequeña carta que redacté hace un año, aquel 6 de mayo de 2020:

Te vamos a echar de menos.

Se suele decir eso de que: siempre se van los mejores.

Yo no sé si será cierto, pero, desde luego, esta semana sí que estoy seguro de que se ha cumplido. Curiosa. Leal. Pasional. Inteligente. Única. Mayte Juárez, te queremos mucho.

Todavía nos quedaba mucho de lo que debatir: si la Escuela Austriaca debería llamarse Escuela Española por tus admirados escolásticos de la Escuela de Salamanca, si algún día tuviéramos un Capitalist Woodstock en España, si íbamos a ser capaces de deshacernos de todos esos sesgos a los que tanta importancia les dabas…

No sé qué decir Mayte.

He aprendido mucho contigo y de ti.

Gracias por todo.

Pablo.

 

Recuerdo perfectamente al Pablo lleno de rabia y frustración que escribió esa carta hace un año. ¿Por qué tenía que sucederte a ti? Pero no te preocupes Mayte, pues los días van pasando, las semanas, los meses… Y creo que voy consiguiendo canalizar todas esas sensaciones y cada vez que pienso en ti se despiertan dos sentimientos positivos muy fuertes en mi corazón:

El primero es: gracias, Mayte. Gracias por esa naturalidad que tenías hablando conmigo en la oficina de Cobas cuando tú eras la head de la mesa de dealing y yo el chico de 19 años que trabaja a tiempo parcial. Creo que es difícil que alguien que no te conozca se pueda imaginar lo sincero y desinteresado de tu modus operandi. Gracias por ser así. Esa manera de ser provoca que hagas mejores a los que tienes alrededor. Eres y has sido una influencia fundamental en la vida de muchos. Con tu permiso, voy a poner como ejemplo el momento en el que nos conocimos:

Recuerdo que, en uno de mis primeros días en Cobas, viniste a presentarte. Me preguntaste por mis intereses y yo te dije que me gustaba la Economía. Te fuiste un momento y apareciste a los 2 minutos con el libro Francisco García Paramés: "Invertir a largo Plazo" abierto por el capítulo 4 titulado: La Escuela Austriaca de Economía. Y me dijiste que, si quería aprender algo de Economía, tenía que leer ese capítulo.

Bien, ahora tengo el Máster en Escuela Austriaca de Economía y en septiembre me matricularé para doctorarme y profundizar en mi tesis sobre la Escuela Austriaca y el Value Investing (la otra de tus grandes pasiones). Por si fuera poco, he tenido la suerte de empezar a trabajar con nuestro referente liberal: el profesor Huerta de Soto, al cual conocí gracias a tu insistencia en que estudiara el Máster. Como ves, tu influencia ha sido determinante en mi vida.

No me cansaré de decirlo: gracias, Mayte. Y no solo por mí. El mío es tan solo un ejemplo más de todas las personas y organizaciones a las que has ayudado. No sé si algún día te estaremos suficientemente agradecidos.

El segundo es: confía en nosotros. Cuando pienso en ti siento que estoy en deuda. Todo el esfuerzo que has puesto en transmitirnos tus ideas y opiniones, no pueden quedar en vano. Hay que seguir construyendo sobre ello. En mi caso, este sentimiento me genera una interesante motivación y curiosidad por seguir aprendiendo y trabajando sobre mis opiniones. Realmente noto tu energía y tus fuerzas que me empujan a seguir investigando y divulgando ideas liberales. Me consta que eres referente en la vida de muchos y te prometemos que seguiremos construyendo sobre tu legado. Confía en nosotros.

Mayte, vamos a echar de menos esa curiosidad intelectual que transmitías a las personas de tu alrededor. Has contribuido de una manera esencial a que mucha gente se empape de cultura financiera y gracias a eso, ahora podemos tomar mejores decisiones sobre nuestras vidas y nuestros ahorros. Desde Value School han decidido crear unos Premios para impulsar las iniciativas privadas que, precisamente, se dedican a fomentar la educación financiera en España. Y, como no podía ser de otra manera, llevarán tu nombre: los I Premios Mayte Juárez.

PD: gracias a ser y haber sido como eres, sigues presente en la cabeza y los pensamientos de mucha gente. Eso es una suerte porque siempre estarás entre nosotros. Un beso, estamos en contacto.


Una iniciativa de…
Value Kids es una iniciativa de Value School que siente la necesidad de inculcar y reforzar en nuestros jóvenes hábitos financieros saludables y de consumo responsable
Contacto
Jose Abascal, 45.
Planta Principal
28003 Madrid (España)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscríbete
Suscríbete a nuestra lista de correo y recibiras nuestras comunicaciones sobre nuestras actividades y eventos
Identifícate