VOLVER

Nueve hábitos de consumo responsable que debe aprender un niño

Juana León Álamo.Aprender Cuenta

Para que los niños y niñas sean consumidores responsables deben adquirir desde pequeños hábitos de consumo y ahorro saludables.

Nueve hábitos de consumo responsable que debe aprender un niño

Si queremos que los niños y las niñas sean consumidores responsables, es importante que adquieran hábitos de consumo saludables desde pequeños. Si desde la infancia van interiorizando ciertos comportamientos financieros será mucho más fácil y sencillo que los pongan en práctica de adultos.

¿Qué hábitos de consumo son indispensables enseñarles?

1. USA EL DINERO DE FORMA RESPONSABLE

Es importante que desde pequeños asuman la responsabilidad que tienen como consumidores y sean conscientes de que lo que hacen con su dinero importa y que cada céntimo que gastan contribuye a crear una sociedad u otra.

A partir de ahora, a la hora de elegir, intentar incluir en vuestra cesta de la compra, además del precio y la calidad, criterios éticos, sociales y medioambientales.

Podéis averiguar juntos cual es el recorrido de alguno de los productos que le gustan desde que se fabrica hasta que está en la tienda ¿quién lo ha fabricado? ¿Qué materiales se han usado? , por ejemplo.

2. NO GASTES MÁS DE LO QUE TIENES

Deben identificar que el dinero que poseen para gastar es el que previamente han obtenido o tienen ahorrado y al ser una cantidad limitada tendrán que administrar el dinero de forma adecuada.

Si les enseñamos a administrar de forma correcta el dinero tomando las mejores decisiones les hacemos más responsables y autónomos.

Una forma de que aprendan a administrar su dinero es asignarles una paga y que asuman alguno de sus gastos.

3. REALIZA TU PRESUPUESTO

La mejor forma de decidir cómo gastar el dinero y en qué gastarlo es elaborando un presupuesto.

Un presupuesto es simplemente un registro de los ingresos y gastos, o más fácil, del dinero que entra y sale de su bolsillo.

El presupuesto tiene las respuestas a estas preguntas ¿cuánto dinero ingreso? ¿Cuánto dinero gasto? ¿A dónde va el dinero que he gastado? ¿Cuánto dinero ahorro? ¿En qué puedo gastar menos?...etc.

Enséñale a elaborar sus primeros presupuestos y a poner en orden sus finanzas, es algo muy sencillo pero de gran utilidad. Implícale también en alguno de los presupuestos que tú hagas, es una buena forma de aprender.

4. APRENDE A ELEGIR

El dinero es un recurso limitado y por tanto es limitado lo que podrán hacer con él. Tendrán que elegir unas cosas y descartar otras, no pasa nada. Hay que trabajar con los niños y niñas estas frustraciones.

No se trata de no tener lo que desean. No pueden tenerlo en ese momento, pero pueden planificarlo para conseguirlo más adelante. Lo que se llama aplazar las gratificaciones.

No le des todo lo que pida sin más, le alejas de la realidad y puedes fomentarle el consumismo en vez del consumo responsable. 

5. APRENDE A ESPERAR.

Esta es la base para tener buenos hábitos de consumo. Para los niños lo inmediato prima, no suelen tener mucha paciencia para esperar cuando quieren algo. Tienen que aprender a esperar, a tener paciencia y ahorrar.

Proponles objetivos de ahorro para aquellas cosas que quiere y no puede tener de forma inmediata.

6. COMPRA SÓLO CUANDO LO NECESITES.

Además de no acumular tantas cosas innecesarias, supone un ahorro económico y ayuda a la conservación del medio ambiente. Para ello, trabaja con los niños la diferencia entre una necesidad o un deseo.

Necesidades: se refieren a las cosas o actividades que son esenciales para la supervivencia de cada persona. Son elementos imprescindibles sin los cuales o bien no podríamos vivir, superarnos o tendríamos una pésima calidad de vida.

Deseos: se refieren a las cosas que a uno le gustaría tener o experimentar y que no son necesidades básicas.

Es muy importante encontrar el equilibrio entre los deseos y las necesidades, porque aunque las necesidades siempre tienen prioridad los deseos también son importantes. Pueden convertir sus deseos en objetivos de ahorro.

7. COMPARA TUS COMPRAS

Enséñale a que no se quede con lo primero que vea, sino que sea capaz de buscar información, de compararla y de elegir. También debe acostumbrarse a asesorarse en las compras en la que desconozcan los productos o servicios que van a adquirir.

Ponerlo en práctica cuando salgáis a comprar juntos.

8. SIMPLIFICA TU VIDA

Crearos un estilo de vida en el que no necesitéis tantas cosas para vivir. Así aumentáis vuestros ahorros y la cantidad de fondos que tenéis para invertir y por otro lado ayudáis al planeta reduciendo vuestra huella ecológica.

9. NO TE DEJES LLEVAR POR LA PUBLICIDAD

Consume bajo tu criterio y no por lo que diga la publicidad.

Tener criterio propio significa tomar tus propias decisiones, sin dejarte llevar por los demás. Es saber sopesar las ventajas e inconvenientes de las alternativas en función de tus valores, manera de ser, creencias, necesidades y presupuesto.

Enséñale a descifrar la publicidad. 

Por último recordarte que la mejor manera de enseñar a los niños y niñas es a través del ejemplo. Si crees que no tienes hábitos de consumo saludables, una forma increíble de aprender, es hacerlo con tus hijos.


Una iniciativa de…
Value Kids es una iniciativa de Value School que siente la necesidad de inculcar y reforzar en nuestros jóvenes hábitos financieros saludables y de consumo responsable
Contacto
Jose Abascal, 45.
Planta Principal
28003 Madrid (España)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscríbete
Suscríbete a nuestra lista de correo y recibiras nuestras comunicaciones sobre nuestras actividades y eventos
Identifícate